En estos momentos de dificultad presupuestaria para Puerto Rico y su Universidad, deseo unir mi voz a la campaña #ProductoUPR (en Facebook y Twitter) para ayudar a crear conciencia y orgullo en los estudiantes y profesionales que se forman en sus 11 recintos.

Soy hijo de dos Colegiales de pura sepa, Leonardo Flores Flores y María N. Feliciano, ambos la primera generación de universitarios en sus familias, junto a mi tío Luis y mis tías Nelly y Nilsa. Mi papá fue profesor de Horticultura en el RUM hasta su súbita muerte el 8 de abril de 1991 y mi mamá hizo su carrera en la industria privada como compradora. Tanto yo como mi hermanos (Luis Carlos y Mari Nelsie) nos criamos en el Colegio disfrutando de sus predios, frutos y recursos y eventualmente graduándonos con bachilleratos en  Inglés, Química y Gerencia, respectivamente. En nuestra familita nos hemos distinguido todos como profesionales de primera categoría, orgullosos de ser #productoUPR.

Me uní al claustro en el 1994 y he laborado en mi alma mater por los pasados 21 años en el Departamento de Inglés. El Recinto invirtió en mi formación otorgándome una beca de estudios para hacer mi doctorado en la Universidad de Maryland. Y ha contribuído a mi desarrollo como un académico mundialmente reconocido mediante apoyo a mi beca Fulbright, descargas y fondos semilla para continuar mi investigación y fondos para presentar los productos de la misma en importantes foros internacionales.

Vean mi curriculum vitae para conocer más acerca de mis logros académicos. Y conversen con mis estudiantes para conocer cómo he contribuído a su formación. Mi compromiso es ofrecer cursos atemperados a mi investigación para brindar la mejor educación posible a mis estudiantes.

Así como la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez nos ha formado a mí, a mi familia y a Puerto Rico.

¡Defendamos esta importante institución puertorriqueña!